Aleida Bozada: damnificada, se quedó sin casa y sufre de diabetes

Aleida Bozada es una adulta mayor con discapacidad, su vivienda en Manta fue demolida luego del terremoto. Desde hace más de un mes duerme en un refugio improvisado, en el terreno donde tenía su casa.

Entre latillas de caña, plástico y hojas de cinc, deja pasar las horas; así encontramos a doña Aleida Bozada de 74 años, su visión ha sido opacada por una enfermedad y perdió movilidad en sus piernas.

Aleida Bosada es una ciudadana con discapacidad y problemas de salud, ella vive en este pequeño refugio improvisado en Urbirríos, en compañía de sus dos hijos y sus nietos. Todos dependen del único sustento de este hogar que proviene del trabajo de su hijo, quien además tiene dificultades verbales.

La casa en donde vivió por más de 15 años fue demolida a causa del terremoto, pero sus vecinas le ayudaron a construir un refugio provisional donde permanece al cuidado de su hija y sus nietos.

Con tono casi inentendible relata lo que vivió la noche del 16 de abril de 2016 y de cómo pudo sentir que su casa se derrumbaba.

Expuesta al calor del día y el frío de la noche, esta guerrera busca seguir adelante; en este lugar no tienen agua, ni las condiciones sanitarias, pero aun así ella se resiste a buscar refugio oficial.

Su hija Ángela Boada, detalla enfermedades que su madre padece: diabetes, alta presión arterial e insuficiencia renal; cuenta que hace un año tuvieron que internarla en el hospital por más de un mes para salvarle la vida.

Ángela todas las noches tapa con sábanas los espacios abiertos para que el frío no empeore las condiciones de salud de doña Aleida; para apaciguar el calor de las tardes recibe un baño sentada en una silla ya que no disponen de un baño.

Al caer la noche las preocupaciones y la incertidumbre de un futuro incierto le quitan el sueño. “cuando se hace de noche yo me acuesto y quiero dormir y no puedo, otra vez me acuesto y de nuevo me levanto, y me quedo pensando” expresó Aleida; recibe el bono solidario pero el dinero lo guardan para sus consultas y medicamentos.

Doña Aleida, forzando la vista, responde que no ha querido ir a ninguno de los refugios que el Gobierno tiene, porque le da miedo; no da más explicaciones.

Sin embrago de ello, aún tiene muchas necesidades y hasta el momento personas en condiciones de colaborar, han ayudado a esta familia con alimentos y otros artículos necesarios; pero si Usted desea prestar su ayuda puede comunicarse al teléfono 099 180 8313 con Angela Bosada, en Manta Manabí.

Esta es una historia relatada por Karen Quiroz para el Informativo NTI de Oromar Televisión:

Hace unas semanas personal del Miduvi visitaron su morada y le comunicaron que le construirían una casa, mientras ese beneficio se vuelve realidad, ella continúa pidiendo al cielo que la lluvia no interrumpa el sueño de los suyos.

A continuación de otra de las historias humanas que deja el terremoto y el proceso de reconstrucción:

Informativo NTI, desde Manabí para Ecuador

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador