Alemania prohíbe la venta de esta muñeca ‘espía’

La Agencia Federal de Redes de Alemania ha prohibido en el país la muñeca «Cayla», al considerar que el micrófono y la conexión de bluetooth integrados en el juguete lo convierten en un posible instrumento de espionaje no permitido por la ley.

El problema de «Cayla» radica en su conexión por bluetooth, que permite a cualquier persona escuchar y grabar la conversación que se mantenga con la muñeca sin necesidad de estar presente.

La Agencia especificó que su misión es informar del peligro que supone «Cayla», pero que no ha pedido a las jugueterías ningún dato para identificar a los compradores; asume que los padres serán «responsables» y que desactivarán la muñeca.

El pasado diciembre la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España también advirtió de «graves» fallos de seguridad para la privacidad en «Cayla», disponible en jugueterías y en internet.

Fuente: Diario Las Provincias