Cierran estadio del Rad de Belgrado por insultos racistas

El estadio del club de fútbol Rad de Belgrado ha sido cerrado forzosa y temporalmente, como castigo por los insultos racistas que un grupo de hinchas lanzaron contra el jugador brasileño Everton Luiz en un partido de la Superliga serbia el domingo pasado.

El cierre del estadio fue ordenado el lunes por el director de la Liga, Vladimir Bulatovic, y permanecerá en vigor hasta la que la comisión disciplinaria de la Federación de Fútbol de Serbia (FSS), llegue a una decisión definitiva.

Los insultos de los hinchas del Rad en el partido de la jornada 22 de la Liga serbia, con gritos que imitaban al sonido de un mono, afectaron tanto al centrocampista que no pudo contener las lagrimas.

El Partizan, equipo donde juega Luiz, condenó «el acto insensato, que no solo es racista, sino que también representa un acto de odio hacia el Partizan y todos los ciudadanos de Serbia».

Facebook comentarios