Historias de los copropietarios del Centro Médico del Pacífico

Quienes tuvieron consultorios en el edificio del Centro Médico del Pacífico que fue implosionado el pasado domingo, indican que aparte de haber perdido sus equipos de trabajo con el colapso de esa estructura, no reciben ayuda. La reactivación de sus servicios profesionales la desarrollan con esfuerzos propios.

Esta edificación donde funcionaba la Mutualista Pichincha en la planta baja, se levantó en un terreno de 288 m2, su superficie construida rondaba los 3.064 m2.

El proyecto empezó en 1995, es decir cuando la moneda en el Ecuador era el Sucre, sin embargo quienes compraron oficinas allí terminaron pagando después del año 2000 alrededor de 15 mil dólares por cada espacio.

Sin embargo, la inversión aumentó con el paso de los años pues no sólo era el local sino los equipos que allí tenían. Es el caso del cardiólogo Vicente Villacreses, propietario del consultorio que estaba ubicado en esta esquina y  quedó aplastado con el terremoto. Por fortuna el galeno se encontraba fuera de la ciudad ese 16 de abril.

En el edificio, a las 18 horas 57 minutos, estaba atendiendo la odontóloga Shirley Robles, quien se encontraba con 3 personas más en su consultorio, ella mencionó que salir todos vivos fue un milagro: “al momento que cayó el edificio hizo que todas las paredes se desplomaran, un paciente con la fuerza de la adrenalina, pudo abrir la puerta” mencionó Robles.

Actualmente tanto Robles como Villacreses han ubicado nuevos consultorios en locales arrendados. Ambos comentan que en el caso de los médicos del edificio.

En total 27 copropietarios, con casi 20 años de trabajo en ese lugar, tuvieron que volver a empezar porque no hubo apoyo gubernamental, ni seguro para recuperar lo perdido.

Un reporte de Karen Cevallos para el Informativo NTI de Oromar Televisión

Informativo NTI, desde Manabí para Ecuador

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador