#CURIOSO | Estudio revela que el 7% de los estadounidenses creen que la leche chocolatada viene de vacas marrones


¿De donde viene la leche chocolateada que compras en el súper? Esta es una de las preguntas que El Centro de Innovación sobre la leche de Estados Unidos realizó a más de mil adultos. Los resultados son, cuanto menos, desconcertantes. Un 7% cree que procede de las vacas marrones.

Si extrapolamos ese 7% al total de la población estadounidense, tenemos que más de 16 millones de personas están bebiendo leche con cacao convencida de que hay una variedad de vacas que la ofrece de forma natural con ese color y aroma. Y eso no es lo peor. El 48% de los encuestados confesó que no se había planteado de donde viene la leche chocolateada y que no sabía exactamente su origen.
La leche no es el único misterio para una preocupante proporción de la población. Un estudio de la Universidad de California realizado en 2012 entre niños de seis y siete años que viven en grandes ciudades de California reveló que más de la mitad de los alumnos de primaria no saben que los pepinillos son en realidad pepinos. Tampoco saben que la lechuga o la cebolla son plantas. Cuatro de cada diez niños urbanitas no sabían que las hamburguesas vienen de la carne de las vacas, o que el queso está hecho de leche.

Foto: Simon Law / Flickr
Ese mismo año, el Instituto Nacional para la Ganadería de Estados Unidos escribía en un informe:

Desafortunadamente, una amplia mayoría de los consumidores actuales están separados de los procesos de la agricultura por al menos tres generaciones y no tienen la más mínima cultura sobre de dónde viene la comida que comen o cómo se produce.

Es fácil reírse de la ignorancia de los demás, pero lo cierto es que la desconexión con el campo y el mundo agrario es algo que afecta a todos los países del primer mundo. Muchos niños pequeños no han visto una vaca de verdad en su vida, y tampoco saben el origen de lo que comen. Este fin de semana, dejad a un lado el cine o los centros comerciales y planead una excursión al campo con los pequeños de la casa. Si os lleváis leche y chocolate en polvo, la lección será mucho más nutritiva. [vía Washington Post]

Fuente: Gizmodo en español

Facebook comentarios