Ensambladores anuncian riesgos al modificar carrocerías de buses y camiones

Especialistas en vehículos establecen los riesgos de siniestros viales cuando se realizan modificaciones a las carrocerías de buses y camiones, sin aplicar procedimientos técnicos conforme los establecen las normas del fabricante.

Conforme un comunicado, se indicó que modificar la carrocería en buses y camiones, pese a que es una práctica común, no es recomendable, ya que las consecuencias pueden ser mortales.

En este contexto y con el objetivo de prevenir consecuencias lamentables, Teojama Comercial preparó información relevante sobre los riesgos de realizar cambios estructurales en los automotores sin tomar en cuenta parámetros técnicos.

“Las modificaciones no aportan un valor agregado a los vehículos, por el contrario, éstas afectan la seguridad vial debido a que se alteran los parámetros colocados por el fabricante, lo cual incluso puede perjudicar el rendimiento y la función determinada para la que fueron diseñados”, indicó Geovanni Proaño, Gerente Nacional de Servicios de Teojama Comercial.

Respecto al Reglamento Técnico Ecuatoriano (RTE Inen 034), establece los elementos mínimos de seguridad que deben cumplir los vehículos que circulan en el territorio ecuatoriano, con el objetivo es proteger la vida e integridad de las personas, así como fomentar mejores prácticas al conductor, pasajero y peatón.

La norma es explícita a lo largo de los capítulos que la conforman. “La carrocería no debe ser modificada sin autorización por escrito del fabricante y el respectivo soporte técnico”. Además, establece que “los importadores, fabricantes, ensambladores y carroceros nacionales que incumplan con lo establecido en el reglamento técnico, se sujetarán a las sanciones previstas en la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, Ley del Sistema Ecuatoriano de la Calidad y demás leyes vigentes, según el riesgo que implique para los usuarios y la gravedad del incumplimiento”.

La implementación de los reglamentos del INEN que rigen en esta materia ha contribuido a la erradicación de modificaciones en carrocería de buses y camiones.

“Al implementarse los distintos reglamentos del INEN para los diferentes tipos de servicios de buses y con el ingreso de la homologación vehicular, estas prácticas (modificaciones) se han suspendido en la mayoría de casos; ya que se realizan auditorías previas a la autorización de permiso de operación de la unidades”, dijo el vocero empresarial.

Las modificaciones más comunes tienen que ver los siguientes aspectos:

  1. Distancia entre ejes: no es permitido, se pierde maniobrabilidad y se afecta la transmisión de la potencia hacia el tren posterior.
  2. Tamaño de los neumáticos: Existen variaciones aprobadas en las dimensiones de los neumáticos por parte del fabricante, es recomendable que al realizar el cambio se acuda al taller autorizado porque se deben cambiar los parámetros en la computadora para que la lectura del velocímetro sea real.
  3. Ampliación del espacio para colocación de asientos: No influye como riesgo. La dificultad se genera en poder cumplir con la norma INEN dependiendo del tipo de servicio que vaya a laborar.
  4. Ampliación de espacio de bodegas: Espacio en bodegas están permitidos, lo que no se permite es el corte del chasis en la parte posterior si no ha sido autorizado por el fabricante.
  5. Altura del piso: Este punto solo influye para el cumplimiento de las normas INEN.
  6. Posición del depurador de aire: Produce menor rendimiento en el motor si no ha sido analizado por el fabricante, ya que restringe el ingreso de aire al sistema, adicional produce mezclas ricas en el sistema que pueden producir mayor emisión de gases contaminantes.
  7. Posición del recipiente de líquido hidráulico: Pierde presión en el sistema de dirección debido a distancias inapropiadas, lo cual genera que no funcione la dirección con la misma suavidad que lo instalado originalmente.

“Es importante destacar que todas las unidades vienen con cálculos de diseño que garantizan su buen funcionamiento”, indicó Geovanni Proaño; sin embargo, existen modificaciones que son permitidas siempre y cuando se encuentren establecidas en el Manual de Carrocero, que establece la dimensión máxima dependiendo del modelo.

Entre las modificaciones permitidas más comunes, destacan: la extensión de la parte delantera y posterior del chasis; práctica que debe garantizar el uso del mismo material del chasis original y cumplir con las especificaciones de soldadura; cambio de neumáticos dentro de las especificaciones.

En este sentido se recomendó que los fabricantes de carrocerías y equipamiento, así como las compañías que realicen modificaciones deben asegurarse de que todo vehículo con carrocería y equipamiento, o después de las modificaciones, cumpla con todas las leyes aplicables y las regulaciones del país, mismas que además comprenden requisitos en torno a la iluminación, inclinado, tamaño total, carga sobre los ejes y control de ruidos externos, entre otros.

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador