Estadio del Atlético Nacional se llena en homenaje al Chapecoense

El estadio Atanasio Girardot de Medellín, lució lleno para rendir homenaje a las víctimas del Chapecoense del siniestro aéreo en Colombia. El horario en el que se reunió el pueblo antioqueño fue el mismo en el que debía haber comenzado el primer partido de la final de la Copa Sudamericana.

En el acto de homenaje se hicieron presentes hinchas de varios equipos, tanto como de Nacional, Medellín y de otros equipos que llegaron vestidos de blanco y en sus manos les acompañaban ofrendas florales con velas. Las máximas autoridades de Antioquia y los jugadores de Nacional también apoyaron con su presencia para rendir homenaje al pueblo de Chapecó.

La Banda de guerra del ejército entonó los himnos de Colombia y Brasil seguidos del primer acto que fue el de soltar 71 palomas en conmemoración a los 71 fallecidos. Mientras la banda militar interpretaba la marcha fúnebre, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez y el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, depositaban las coronas de flores en el centro de campo del estadio.

En el homenaje varias autoridades dedicaron palabras de solidaridad para el pueblo brasileño que hoy vive esta tragedia. Las palabras entre lágrimas del ministro brasileño, José Serra, fueron las más sentidas: «En estos momentos de gran tristeza, para las familias, para nosotros, para todos, las expresiones de solidaridad que aquí encontramos, como la de ustedes, de los hinchas y los ciudadanos, nos ofrecen un grado de consuelo inmenso, una luz en la oscuridad, cuando todos estamos intentando comprender lo incomprensible».

José Serra agradeció la solidaridad del pueblo Colombiano. El acto duró 2 horas y una multitud de personas no consiguieron ingresar al estadio pero sin embargo acompañaron el homenaje en silencio.

¡VAMOS, VAMOS CHAPÉ!

En la ceremonia de honor al Chapecoense, un solo canto lleno de sentimiento era el que se escuchaba en el Atanasio Girardot, «¡Vamos, Vamos Chapé!»

 

Facebook comentarios