Hasta el 23 de diciembre se cumplirá la remoción de escombros del Edf. El Almirante

Dos horas después de lo programado, personal de la empresa Argsa procedió a disparar los explosivos que provocaron el derrocamiento del edificio El Almirante, uno de los dañados por el terremoto del 2016 y posterior temblor de hace unas semanas.

Entre el disparo 16h03, la detonación y la caída del edificio pasaron no más de 5 segundos.

Según los reportes preliminares, la demora ocurrió por el traslado de los explosivos que estaba a cargo de un grupo especializado del Ejército Ecuatoriano y que por temas logísticos no pudo cumplir con el horario establecido.

La operación estuvo bajo la responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas y Transporte, en coordinación con el Comité de la Reconstrucción.

Para este trabajo la empresa Tragsa utilizó 18 kilogramos de explosivos, que fueron repartidos en 200 cargas de 65 a 130 Gr. entre la base del edificio y el quinto piso, además que se colocaron cubiertas en estos lugares para evitar que por la explosión las esquirlas provoquen daños a terceros.

Así mismo se las instituciones articuladas al Servicio ECU 911, con la finalidad de salvaguardar la seguridad integral controlaron que ningún ciudadano estuviera en el perímetro restringido de 300 metros a la redonda. Finalmente no se reportaron víctimas por esta cuarta operación de voladura controlada y primera en Bahía de Caráquez.

Las autoridades informaron que la limpieza de escombros se realizará hasta el 23 de diciembre para no afectar al turismo, especialmente en el sector de la vía en que cayó una parte del material.

El costo de la implosión fue de más de 280 mil dólares, que incluyen los trabajos de la recolección de escombros.

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador