Para segundo debate proyecto económico urgente del Ejecutivo fue cambiado en un 65%

El asambleísta Pabel Muñoz, junto a 10 legisladores de Alianza PAIS, señaló que como bancada apoyan la iniciativa del Ejecutivo para reactivar económicamente a Ecuador, porque afianza algunas de las políticas públicas implementadas durante los últimos 10 años. “Jamás obstaculizaremos iniciativas que promuevan la economía, el trabajo, la justicia y la equidad”, agregó.

Recalcó que el cuerpo legal se enfoca en tres objetivos: la reactivación de la economía, el fortalecimiento de la dolarización y la modernización de la gestión financiera. Mencionó que la Comisión de Régimen Económico modificó más del 65 % del proyecto original y que en el informe para segundo debate se eliminaron algunos aspectos porque no tenían un enfoque orientado a la reactivación de la economía de Ecuador. Sin embargo, se agregaron otros que permiten el desarrollo del país.

Pabel Muñoz señaló que se protegen los ingresos de la clase media. Por ello, se eliminan las deducciones del Impuesto a la Renta (IR) por cargas familiares y se amplían las condiciones de deducción de los contribuyentes, permitiendo deducir gastos de hijos y padres dependientes, además de las pensiones alimenticias, que no solo son rubro de alimentación.

Se elimina la tributación sobre el décimo tercer sueldo por no ser procedente con un proyecto de Ley de Reactivación Económica, se potencia a las micro y pequeñas empresas y a la Economía Popular y Solidaria, tomando en cuenta que 7 de cada 10 empleos provienen de este sector.

El legislador indicó que no se traspasa el manejo de dinero electrónico a la banca privada. A su criterio, una economía dolarizada como la nuestra tiene que apostar por el uso, fomento y estímulo de medios electrónicos, pero la banca se debe comprometer en dar más créditos a los sectores productivos, sobre todo los que generan trabajo, por ejemplo la construcción.

Explicó que a través del proyecto se agregan actores en la perspectiva de la reactivación económica. Por ejemplo, a la micro y pequeña empresa se le establecen tarifas del Impuesto a la Renta en 22 %, lo propio para exportadores habituales; además, una franja exenta en este impuesto de 11 mil 290 dólares para que se tribute solo por sobre este techo; se exonera del pago de IR a las microempresas por 3 años. En el proyecto inicial eran 2 años.

Así mismo, se permite una deducción adicional del 10 % al realizar compras a los actores de la Economía Popular y Solidaria para generar encadenamientos productivos. Se fortalece la dolarización generando incentivos para los exportadores habituales, con el fin de aumentar la cantidad de divisas que ingresan al país y superar la dependencia del petróleo.

Se recuperan los incentivos para la reinversión de utilidades de hasta 10 puntos del Impuesto a la Renta para exportadores habituales, empresas que incorporen al menos un 50 % de componente nacional, empresas del sector manufacturero. También se aumenta la progresividad del sistema tributario al gravar al gran capital, estableciendo una tasa del Impuesto a la Renta del 25 % solo para empresas que facturen más de un millón de dólares.

Se incluye el incentivo para que el ICE sobre licores se reduzca condicionado a la compra de alcohol de producción nacional. Igualmente, el incentivo de reducción del ICE para cocinas y cocinetas de gas, restringido a metas de exportación para los productores de línea blanca.

Se realizan modificaciones a la ley para que los deudores de buena fe puedan solucionar definitivamente su problema. Se elimina la tasa del 0.5 % al 2 % para el retiro de montos que superaban los 4 mil dólares mensuales por creer que no es el modo más idóneo para fomentar el uso de medios electrónicos. Se elimina el beneficio del 1 % en la devolución del IVA por uso de tarjetas de débito y crédito y se mantiene el 2 % de devolución por el uso de dinero electrónico. Se incluye una norma que evitará que los bancos sigan cobrando a migrantes por deudas contraídas en el exterior cuando ya han embargado bienes ubicados en exterior, incluso si se cambia la naturaleza de la deuda.

Pabel Muñoz indicó que se fortalece al SRI para que pueda cobrar a los grandes grupos empresariales deudas tributarias de años pasados por más de 2100 millones de dólares.

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador