Parque Olímpico de Río luce abandonado

Los millones de dólares invertidos en el parque Olímpico de Río de Janeiro se pierden. En seis meses de disputados los Juegos en Brasil varias sedes se encuentran inactivas y sin mantenimiento.

La sede de las competencias de natación tiene agua estancada por unas piscinas desmontadas. El estadio Maracaná no tiene luz, por una reciente disputa financiera entre funcionarios locales y el contratista a cargo de administrar el escenario.

Antes de disputarse los Juegos Olímpicos, la idea era que la construcción quedara para uso de la ciudadanía. En este tiempo solo se ha disputado un torneo de voleibol playa.

Para la construcción del parque se invirtió 7.000 millones de reales. “Es indudable la inconformidad que genera que este bonito parque no esté siendo utilizado” dijo Patricia Amorim, subsecretario de Deportes de Río de Janeiro.

Facebook comentarios