Protestas en Venezuela terminaron con enfrentamientos, gases, incendios y perdigones

El gobierno de Venezuela reprimió en Caracas y otros 12 estados las marchas de protestas ciudadanas con gases y perdigones, en una jornada que lleva ya cuatro semanas; terminaron con fuertes enfrentamientos entre miembros de seguridad y manifestantes.

Las manifestaciones fueron convocadas por organizaciones políticas antichavista para exigir la remoción de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a quienes se les acusa de propinar un autogolpe de Estado al despojar a la Asamblea Nacional de sus facultades mediante las sentencias del 28 y 29 de marzo pasado.

Los enfrentamientos se iniciaron cuando cuando unos 4.000 manifestantes decidieron a última hora marchar hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas y donde se encuentran las sedes de los diferentes podres públicos.

Según reportan medios locales, en el sector de Chacao, de donde salió la marcha, decenas de manifestantes lanzaron piedras, palos y bombas incendiarias a un edificio administrativo del máximo tribunal, desatándose una nueva batalla campal con efectivos de la militarizada Guardia Nacional y policías.

En Táchira, fronterizo con Colombia, los ciudadanos llegaron hasta la sede regional de la Defensoría del Pueblo, que estaba cerrada, y colocaron carteles con la leyenda «clausurado por complicidad en golpe de Estado”.

Así mismo, en Carabobo, cientos de manifestantes bloquearon el paso en una de las principal vía de la ciudad y se enfrentaron a la policía; a su vez en Yaracuy, decenas de opositores se reunieron en plazas y calles para pedir la celebración inmediata de elecciones.

Otros contingentes de venezolanos protestaron en las principales avenidas de Maracaibo, capital de Zulia, también limítrofe con Colombia; en la capital del estado de Lara, Barquisimeto; en el céntrico estado de Aragua; y, con menor poder de convocatoria, en Apure, Sucre, Anzoátegui, Trujillo, Mérida y Falcón.

En Caracas, lugar de mayor alteración social, una bomba lacrimógena causó un incendio en la sede del comando de campaña de Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado Miranda, cuando el líder opositor se encontraba dentro.

Capriles, opositor electoral de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, fue notificado por la Contraloría de la República de de su inhabilitación política por los próximos 15 años; la institución es controlada por el Gobierno.

Una enorme nube de gas rojo sorprendió a los manifestantes venezolanos que salieron a exigirle elecciones al gobierno de Nicolás Maduro; en esas circunstancias tanquetas de la fuerza pública les lanzaron gas lacrimógeno y atacaron con fuertes chorros de agua.

Según informó el dirigente de Voluntad Popular Freddy Guevara, esta jornada de protesta dejó un saldo de 17 detenidos.

Por su parte el mandatario Nicolás Maduro aseguró que las manifestaciones son un plan para «llenar las calles de sangre» e intentar derrocarlo; además que detrás de esa estrategia «golpista» se encuentran Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos, que este semana declaró una «grave alteración del orden democrático» en Venezuela.

Venezuela enfrenta una crisis económica que se agravó con la caída del precio del petróleo y caracterizada por la escasez de alimentos y medicinas, incluye la inflación más alta del mundo, proyectada por el FMI en mil 660 por ciento para 2017.

Foto: univision.com

 

Facebook comentarios

Informativo NTI

Noticias del Informativo NTI de Oromar Televisión. Desde Manabí para Ecuador