Seis de los ocho atletas más rápidos de la historia han dado positivo en dopaje

Seis de los ocho atletas más rápidos de la historia han cometido infracciones de dopaje, sólo Usain Bolt, y el estadounidense Maurice Greene aparecen limpios en la lista.

La descalificación del jamaicano Nesta Carter por dopaje en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, confirmada por el COI, incluye en la lista negra al sexto del ranking mundial de todos los tiempos, capaz de correr el hectómetro en 9.78, justo dos décimas por encima del récord de Bolt.

Tayson Gay en 2013 fue suspendido un año; Yohan Blake en 2009 no pudo competir por tres meses y Asafata Powell en 2005 estuvo inactivo 18 meses respectivamente por positivo en sustancias prohibidas.

La sanción más severa entre los más rápidos del mundo recayó en otro campeón mundial de 100 metros, el estadounidense Justin Gatlin, que pagó primero un año y luego cuatro por su reincidencia. En 2001 fue suspendido por tomar anfetaminas y volvió a caer en 2006. Se salvó de ser suspendido de por vida por su colaboración con las autoridades.

Maurice Greene, el séptimo hombre más rápido del mundo, fue acusado de conseguir sustancias dopantes por el mexicano Ángel Guillermo Heredia, pero la acusación no prosperó.

El jamaicano Steve Mullings, octavo más rápido de la historia (9.80), fue suspendido dos años y se perdió los juegos de Atenas 2014 por positivo en testoterona.

Facebook comentarios