No estamos mintiendo. Todas las franjas de esta imagen son perfectamente horizontales Puedes mirar tanto tiempo como quieras. Tus ojos y tu cerebro serán incapaces de contrarrestar la brutal ilusión óptica creada por la artista Victoria Skye. A continuación, la ilusión completa.

A nosotros también nos ha atrapado de tal manera que no hemos podido resistir la tentación de comprobar si nos estaban tomando el pelo. Esto es lo que ocurre si abres la imagen en Photoshop y pones unas guías:

Perfectamente horizontales, pero incluso con las guías, nuestro cerebro se resiste a verlo y vuelve a torcer las franjas a poco que desviemos la mirada. La ilusión óptica hace un uso muy inteligente de los patrones geométricos y los colores para forzar a nuestra vista a torcer cada módulo, creando un efecto general de inclinación.

La imagen es una variación perfeccionada de una ilusión conocida como La pared de la cafetería. (sobre estas líneas). Se conoce desde 1898, pero la popularizó el neurólogo Richard Gregory en los años 70 tras verla en la pared de un café. El contraste alterno entre los tonos es lo que engaña a nuestro cerebro. [vía Victoria Skye]

Gizmodo.es