El Gobierno de Ecuador convoca a discutir un pacto contra la violencia de género

El Gobierno de Ecuador convocó este domingo a la sociedad a discutir un pacto contra la violencia, especialmente de género, tras aceptar la conmoción generada por el asesinato de la abogada María Belén Bernal, cuyo principal sospechoso es su esposo, un agente instructor de la Policía ahora prófugo.

Este es “otro episodio de violencia contra la mujeres como ocurre, desgraciadamente, todos los días”, señaló el Gobierno en un mensaje por radio y televisión emitido en el habitual espacio del informe semanal de actividades del presidente Guillermo Lasso.

El Gobierno anunció el pasado miércoles el hallazgo del cadáver de Bernal en el cerro Casitagua, al norte de Quito, muy cerca de la Escuela de Policía donde trabaja su esposo como instructor de cadetes y de donde ella había desaparecido desde el pasado 11 de septiembre.

El caso Bernal ha generado un cambio brusco en la cúpula policial, a cuyos integrantes Lasso ha pedido que presenten la renuncia, así como en el propio Gobierno con la salida del cuestionado ministro del Interior, Patricio Carrillo.

“La violencia y el machismo atraviesan todas las instancias de la sociedad” y se registran casos de acoso a mujeres en los espacios públicos y privados, señaló el Gobierno en su mensaje emitido a manera de anuncio.

“Se ha naturalizado la violencia contra la mujer”, pero este ambiente puede convertirse “en oportunidad para debatir honestamente sobre este tipo de violencia”, agregó.

Esta, reiteró el Gobierno en el mensaje, se presenta como “una oportunidad para que hagamos un gran acuerdo nacional por la no violencia”, especialmente contra la mujer.

Leer  Ecuador tiene centro de control y monitoreo para los centros penitenciarios

El comunicado coincide con la propuesta que hiciera el pasado viernes el propio presidente Lasso a los grupos feministas que han respaldado a la familia de Bernal, para que participen en la elaboración de políticas públicas contra la violencia y los femicidios.

No obstante, tanto la familia de Bernal y varios colectivos feministas y de derechos humanos han calificado al asesinato de Bernal como “un crimen de Estado”, por haber sido cometido en una institución pública, presuntamente a manos de policías.

El presidente Lasso, según la agenda de actividades emitida por su despacho, tomará este lunes juramento al nuevo ministro del Interior, Juan Zapata, designado en sustitución de Carrillo.

Además, Lasso tiene previsto acudir mañana lunes a la Escuela de Policía, al norte de Quito, para hacer una “clausura simbólica” del edificio donde se presume se perpetró el asesinato de Bernal.