El ministro del Interior, Patricio Carrillo, reveló detalles de la localización de María Belén Bernal

 

En rueda de prensa, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, dio detalles sobre la localización de los restos de María Belén Bernal.

Carrillo explicó que pudieron identificar a la víctima, porque un familiar la reconoció mediante un tatuaje que tenía en el brazo. El operativo de búsqueda se realizó en el cerro de Casitagua, al norte de Quito.

El ministro habló también de la importancia de modificar la malla curricular sobre Derechos Humanos. Además, los involucrados tendrán que someterse a la administración de justicia por infracción y omisión, inclusive informó que solicitarán prisión preventiva para los 12 uniformados suspendidos.

«Este acto no fue cometido por la Policía, fue cometido por un irracional», manifestó el ministro Carrillo.

María Belén Bernal desapareció después de su llegada a la Escuela Superior de Policía, la madrugada del domingo 11 de septiembre, cuando fue a visitar a su esposo, el teniente de policía Germán Cáceres.

El principal sospechoso es su pareja (Cáceres), pues pese a que el ingreso de ella quedó registrado, no hubo constancia de su salida, al menos no por sus propios medios. El esposo de Bernal salió en un vehículo con vidrios polarizados; pero se desconocía si María Belén iba a bordo.

La Policía ni la Fiscalía tenían claro el panorama, incluso, la situación generó tensión entre ambas instituciones. Mientras tanto, el tiempo transcurría, su familia se desesperaba por saber qué le ocurrió a María Belén.

La denuncia por la desaparición fue presentada por su esposo, recién el martes 13 de septiembre, y tras ser notificado declaró que él salió con su esposa y la dejó en una calle en el sector de Miravalle.

Leer  Ecuador anuncia la segunda fase para la regularización de venezolanos

Entre la noche del martes 13 y mañana del miércoles 14, mientras se recibía la autorización de vigilancia y seguimiento, el uniformado se fugó.

Recién ese día, 14 de septiembre, la Fiscalía y la Policía se pronunciaron sobre el tema. La orden de detención de Cáceres se emitió el jueves 15, a las 9 de la noche, cuatro días después de la desaparición.

Ese mismo jueves, el presidente Lasso, dispuso que se refuerce la búsqueda de Bernal. Pero para esto, ya habían pasado cuatro días sin tener rastros de la víctima.

El viernes 16, las autoridades dieron a conocer que se estableció una recompensa de hasta 20 mil dólares para quien entregue información sobre el sospechoso.

La noche del martes 20 de septiembre, se ejecutaron dos allanamientos a los domicilios de los padres de Germán Cáceres, en casa de la madre se incautó el DVR de las cámaras de seguridad; mientras que en la residencia del padre, computadoras y una flash memory.

Por este caso, que conmociona al país y que pone en evidencia la fragilidad de las instituciones que deberían ser garantes de la seguridad de todas las personas, hay al menos una decena de policías investigados y una subteniente detenida, quien al parecer mantenía una relación sentimental con Germán Cáceres.