Esto ordenó el Tribunal de la ONU a Rusia

LA HAYA, Países Bajos (AP) — El tribunal supremo de Naciones Unidas ordenó el miércoles a Rusia que detuviera las hostilidades en Ucrania, otorgando las medidas solicitadas por Kiev, aunque muchos se muestran escépticos de que Rusia las cumpla.

Hace dos semanas, Ucrania solicitó la intervención de la Corte Internacional de Justicia, también conocida como la Corte Mundial, argumentando que Rusia violó la Convención sobre el Genocidio de 1948 al acusar falsamente a Ucrania de cometer genocidio y usar eso como pretexto para la invasión en curso.

“La Federación Rusa suspenderá inmediatamente las operaciones militares especiales que inició el 24 de febrero de 2022”, dijo la presidenta del tribunal, la jueza estadounidense Joan E. Donoghue. Los países que se niegan a acatar las órdenes judiciales pueden ser remitidos al Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia tiene poder de veto.

Aún así, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, lo calificó como una gran victoria.

“Ucrania obtuvo una victoria completa en su caso contra Rusia en la Corte Internacional de Justicia”, escribió en Twitter. “La CIJ ordenó detener de inmediato la invasión. La orden es vinculante según el derecho internacional. Rusia debe cumplir de inmediato. Ignorar la orden aislará aún más a Rusia”.

Moscú rechazó una audiencia la semana pasada, cuando los abogados de Ucrania dijeron al tribunal que Rusia había iniciado una “agresión no provocada”. “Ciudades bajo asedio, civiles bajo fuego, catástrofe humanitaria y refugiados que huyen para salvar sus vidas”, argumentó David Zionts, miembro del equipo legal de Ucrania.

En los argumentos escritos presentados más adelante en la semana, Rusia argumentó por escrito que el tribunal con sede en La Haya carecía de jurisdicción para conocer el caso y que nada en la convención prohíbe el uso de la fuerza.

En una decisión de 13-2, el tribunal también le dijo a Moscú que se asegure de que las unidades militares “no tomen medidas” para promover el conflicto, al que Rusia se refiere como una “operación militar especial”. Los jueces ruso y chino disintieron.

El listón para otorgar medidas provisionales es bajo, dice Melanie O’Brien, profesora asociada de derecho internacional en la Universidad de Australia Occidental y experta en la Convención sobre Genocidio. “No se le pidió al tribunal que tomara una decisión sobre el verdadero quid del caso”, dijo a los periodistas en una sesión informativa antes del fallo.

En enero, el tribunal ordenó a Myanmar que evitara el genocidio contra el pueblo rohingya, un grupo minoritario musulmán que ha sido perseguido en el país durante años. Al igual que con la decisión del miércoles, el tribunal también ordenó a Myanmar que preserve las pruebas de cualquier delito y presente informes periódicos al tribunal.

El miércoles temprano, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional Karim Khan se reunió con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en una reunión sorpresa. La pareja discutió la investigación en curso de la corte sobre posibles crímenes de guerra en el país. Si bien la CIJ puede responsabilizar a los estados, la Corte Penal Internacional podría enjuiciar a individuos.

En los días transcurridos desde la audiencia del 7 de marzo, Rusia ha intensificado sus ataques militares en pueblos y ciudades de Ucrania, golpeando la infraestructura civil en todo el país, incluido un ataque mortal en un hospital de maternidad en Mariupol, y enviando a más de 3 millones de refugiados huyendo a través de las fronteras.

AP.