Gobierno recibió carta de la CONAIE

Gobierno recibe respuesta conaie
 

La tarde de este miércoles 22 de junio, el ministro Francisco Jiménez, anunció a través de Twitter, que el Gobierno da «por recibida la carta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y sus organizaciones afines». La CONAIE había adelantado que estaba preparando dicha respuesta.

En el documento, se señala que la «voluntad de diálogo es permanente», recalcando que una muestra de ello es que ellos han sido «los convocantes, en varias oportunidades meses atrás».

Se añade que frente al llamado del
Gobierno a un diálogo público, reiteramos su disposición de hacerlo, «siempre y cuando existan las condiciones de buena fe y garantías para su realización».

Tras señalar temas como la falta de medicinas, la precarización laboral, entre otros, la carta indica que pese a la convocatoria de un nuevo diálogo por parte del Gobierno, no se expresa de manera concreta las garantías ni las respuestas operativas a los 10 pedidos de la CONAIE.

Se hace un exhorto a «crear y hacer
públicas las condiciones reales para que el diálogo se pueda llevar a cabo», detallando las mismas:
• Cese inmediato de las acciones de represión y criminalización.
• Derogatoria del estado de excepción y garantías de no imponer nuevos.
decretos en el marco del actual Paro Nacional.
• Cese al ataque y respeto de las zonas de resguardo humanitario.
• Que toda la agenda sea puesta en la mesa y no existan puntos “inviables” para el gobierno, sino esfuerzos para atender el clamor ciudadano.

Leer  Simón Cueva deja el Ministerio de Economía y Finanzas y Ximena Garzón el de Salud

Finalmente, se explica las organizaciones indígenas, sociales y el pueblo quiere «un diálogo frontal y directo entre los actores involucrados, para lo cual no necesitamos mediadores ni intermediarios, en cambio sí solicitamos veeduría al proceso, por ello pedimos a colectivos, organizaciones sociales, organismos de derechos humanos nacionales e internacionales que sean garantes de este proceso de diálogo y de todas las acciones de cumplimiento de las demandas hechas por el pueblo ecuatoriano; y que este proceso afronte de manera estructural y efectiva la realidad y las condiciones del país.