25 vistas

La CIDH mantendrá contacto directo con la madre de una mujer asesinada en Ecuador

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mantendrá contacto directo con Elizabeth Otavalo, madre de la ecuatoriana María Belén Bernal, asesinada presuntamente en un recinto policial a manos de su esposo, un teniente de policía ahora prófugo.

EFE

12 octubre, 2022

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mantendrá contacto directo con Elizabeth Otavalo, madre de la ecuatoriana María Belén Bernal, asesinada presuntamente en un recinto policial a manos de su esposo, un teniente de policía ahora prófugo.

Según la Secretaria de Derechos Humanos, Paola Flores, desde la CIDH tomarán “contacto directo” con Otavalo “para mirar cuáles son las acciones encaminadas en este caso”.

“Van a tener una reunión virtualmente y ellos expondrán qué es lo que necesitan directamente desde la madre de María Belén”, señaló al recordar que a través de la Cancillería recibieron el martes una comunicación de la CIDH en la que se determina que esa entidad “acompañará el proceso de investigación” sobre el caso.

Flores dijo que tras la exposición de necesidades de Otavalo, se tomarán las acciones necesarias y se articulará con el Gobierno de Ecuador.

“Nosotros vamos a estar vigilantes de que se cumpla con el debido proceso y estamos pendientes sobre este caso”, dijo al apuntar que ningún caso debe quedar en la impunidad.

Asimismo, anotó que avanzan en su trabajo para erradicar la violencia de género y reducir los índices de violencia en Ecuador, donde se han registrado al menos 206 los femicidios desde inicios de 2022, lo que supone la cifra más alta desde que este delito fue tipificado en 2014, según organizaciones sociales y de derechos humanos.

MÁS DE UN MES

El caso de Bernal ha indignado y conmovido a todo el país y se ha convertido en uno de los más destacados de la violencia contra la mujer al haberse producido presuntamente dentro de una instalación policial, lo que ha llevado a Otavalo a calificarlo, incluso, de “crimen de Estado”.

Los hechos ocurrieron el 11 de septiembre, cuando Bernal acudió a la Escuela Superior de Policía a visitar a su esposo Germán Cáceres, que ejercía de instructor en ese centro formativo de policías, ubicado al norte de Quito.

Los estamentos de control tienen el registro de ingreso de Bernal, pero no de salida de la Escuela.

El cuerpo de Bernal fue hallado diez días más tarde en un cerro cercano a la Escuela de Policía con señales de estrangulamiento, de acuerdo con lo informado por la Policía a partir de la autopsia.

Cáceres, principal sospechoso del crimen, sigue prófugo y en paradero desconocido después de que pusiera una denuncia por la presunta desaparición de su esposa y rindiera una primera declaración ante la Fiscalía en los primeros días de la desaparición, sin que en ese momento se formulasen cargos contra él.

El Gobierno ha incluido a Cáceres en la lista de los más buscados del país e incluso ha ofrecido una recompensa de hasta 20.000 dólares a quien facilite información confiable para su captura.

Asimismo, se ha activado en la Interpol la alerta roja en 195 países contra Cáceres quien, según la Policía, cruzó la frontera de Ecuador con Colombia.

Avenida Manta-Montecristi Km 6 1/2. Edificio Oromartv. Manta, Ecuador.