OMS: Casos y muertes por COVID-19 disminuyen a nivel mundial

 

GINEBRA (AP) — El número de casos de coronavirus reportados a nivel mundial ha disminuido por segunda semana consecutiva y las muertes confirmadas de COVID-19 también descendieron la semana pasada, según un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado el miércoles.

En su último informe de pandemia, la OMS dijo que se informaron 9 millones de casos, una disminución semanal del 16% y más de 26,000 nuevas muertes por COVID-19. La agencia de salud de la ONU dijo que las infecciones confirmadas por coronavirus se redujeron en todas las regiones del mundo .

Sin embargo, advirtió que las cifras reportadas conllevan una incertidumbre considerable porque muchos países han detenido las pruebas generalizadas del coronavirus, lo que significa que es probable que muchos casos no se detecten.

La OMS dijo que también estaba rastreando una variante omicron que es una recombinación de dos versiones: BA.1 y BA.2, que se detectó por primera vez en Gran Bretaña en enero. La OMS dijo que las primeras estimaciones sugieren que el omicron recombinado podría ser aproximadamente un 10% más transmisible que las mutaciones anteriores, pero se necesitan más pruebas.

La agencia ha seguido advirtiendo a los países que no abandonen sus protocolos COVID-19 demasiado rápido y predijo que las variantes futuras podrían propagarse fácilmente si se archivan los sistemas de vigilancia y prueba.

La semana pasada, el Reino Unido dijo que COVID-19 había alcanzado niveles récord en todo el país, y las estadísticas gubernamentales estimaban que aproximadamente 1 de cada 13 personas estaba infectada. Esas cifras llegaron el mismo día en que el gobierno británico abandonó su programa de pruebas gratuitas.

Leer  Inundaciones en Corea del Sur dejan víctimas mortales

Mientras tanto, las autoridades chinas realizaron más pruebas masivas esta semana en Shanghai , que permanece bloqueada luego de otro aumento en las infecciones; la ciudad ha registrado más de 90.000 casos pero ninguna muerte durante la pandemia.

A pesar de la creciente frustración pública y las preocupaciones sobre los efectos económicos, China dice que se apega a su enfoque de línea dura de «tolerancia cero» que exige bloqueos, pruebas masivas y el aislamiento obligatorio de todos los casos sospechosos y contactos cercanos. Tras el alboroto público, las autoridades de Shanghai dijeron el miércoles que permitirían que al menos algunos padres se quedaran con niños infectados con COVID-19, haciendo una excepción a la política de aislar a cualquiera que dé positivo.