Posible nuevas revelaciones de los periodistas fallecidos de El Comercio

NOS FALTAN 3
 

El presidente Guillermo Lasso en una entrevista con el periodista Fernando del Rincón, con respecto a la desclasificación de información por el secuestro y posterior asesinato de los colaboradores de El Comercio, aseguró que «en el próximo consejo de seguridad (…) voy a poner como punto prioritario la desclasificación de esa información y tendrán que pagar legalmente aquellos que hayan cometido negligencia en ese proceso».

Ese fue el anuncio que hizo el presidente, sin embargo los familiares de Javier Ortega y Paúl Rivas, indicaron que esta es una promesa que se ha venido haciendo desde el gobierno anterior e inclusive el primer mandatario ya la hizo el año pasado, pero que ha quedado en palabras.

«No hemos tenido avisos de preocupación con respecto a este tema a pesar de que se tiene una Secretaría de los Derechos Humanos, la cual desde mi punto de vista no ha funcionado pero puede dar un cambio de timón importante y acceder a una verdad y una justicia para que se aclare y así la Fiscalía no tenga excusa para decir no puedo investigar porque no tengo acceso a la información» puntualizó Ricardo Rivas.

Asimismo el padre del fallecido Javier Ortega destaca que todo lo que se ha dicho y se hablado ha sido una mentira, «lo que ha dicho el presidente Lasso, lamentablemente para mi, mientras no lo vea no lo creo».

Ambos coinciden en que se ha enviado una carta a Carondelet pero nunca tuvieron respuesta, pero que con este anuncio, volverán a enviar un documento para pedir el ingreso cuando se lleve a cabo ese consejo de seguridad.

Leer  9 años de prisión para conserje por abuso sexual a un estudiante

El hermano del fallecido Rivas, afirmó que estará pendiente ante los mecanismos para la desclasificación que «debe ser completa, en cuanto a las actas no nos van a desclasificar solamente la parte que les corresponde o creen que podrían acceder».

Y aunque abre la posibilidad a conocer qué sucedió con ellos, hasta el momento sigue siendo una herida abierta.

Entre lagrimas y voz entrecortada el padre de Paúl relata que el retrato de su hijo sigue presente «mi hijo lo sigo recordando, lo tengo en mi mente y en mi corazón, y por él sigo en la lucha».

Ahora sólo queda esperar si lo que dijo el presidenta se convertirá en una promesa incumplida o si finalmente luego de 4 años se conocerá qué pasó con Javier, Paúl y Efraín.