Temor en la ciudadanía por constantes asaltos 

Asaltos

La inseguridad que se vive en las calles del Ecuador preocupan a la ciudadanía, que ya no se siente segura en ningún lugar. En las últimas horas se han registrado varios asaltos en diversos puntos del país.

En pleno centro de Guayaquil, un sujeto ingresó a un local para asaltar a los clientes, durante el accionar delictivo un ciudadano resultó herido en medio de las constantes amenazas del delincuente diciendo que le iba a disparar y por consiguiente a matar. 

Luego de arremeter contra el hombre, el peligroso sujeto se marchó a precipitada carrera, mientras que las personas que se encontraban ahí intentaban auxiliar a la víctima. Varias personas llegaron a observar y a tratar de brindar auxilio ante el desespero de quienes se encontraban al interior del establecimiento.

Robo en restaurante 

A plena luz del día un individuo armado ingresó a un restaurante con la intención de despojar de sus pertenencias a los comensales y trabajadores. Para lograr su cometido, el sujeto amedrentó a los clientes. Poco después, un cuidador de carros que se encontraba en las inmediaciones del establecimiento salió y lo dejó encerrado, esto asustó al antisocial que rompió el vidrio para escapar.

Asalto en veterinaria en La Libertad 

En Santa Elena se registró otro caso de delincuencia, tres sujetos ingresaron a una veterinaria ubicada en el barrio Mariscal Sucre para robar dinero en efectivo y artículos de valor.

Uno de los antisociales amenazó de manera constante a una de las trabajadoras, la víctima abrió la puerta y el antisocial procedió a amedrentarla. Ante la resistencia de la afectada, el individuo procedió a detonar su arma, afortunadamente nadie resultó lastimado. Testigos afirmaron que los sospechosos se movilizaban en motocicleta. 

Leer  Fiscalía dispuso la destrucción de armamento encontrado en Mataje

Gasolinera en Riobamba 

Un nuevo hecho delictivo tuvo lugar  en una gasolinera, ubicada por el sector del mercado mayorista en Riobamba. Sujetos armados ingresaron a una despachadora de combustible para llevarse las ganancias del día. Los violentos hombres ingresaron a una de las oficinas e intimidaron a un trabajador con armas de grueso calibre; se habrían llevado cerca de 1.300 dólares.