14 vistas

¿Dónde está Putin? Dejando que otros den las malas noticias

Cuando los altos mandos militares rusos anunciaron en una conferencia televisada que estaban retirando sus tropas de la ciudad clave de Jersón, en el sur de Ucrania, hubo un hombre que no estaba presente: el presidente Vladimir Putin.

AP

18 noviembre, 2022

Cuando los altos mandos militares rusos anunciaron en una conferencia televisada que estaban retirando sus tropas de la ciudad clave de Jersón, en el sur de Ucrania, hubo un hombre que no estaba presente: el presidente Vladimir Putin.

Mientras el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, y el comandante en jefe de las tropas rusas en Ucrania, el general Sergei Surovikin, recitaban con rigidez las razones de la retirada ante las cámaras el 9 de noviembre, Putin recorría un hospital neurológico en Moscú, viendo a un médico realizar una operación cerebral.

Más tarde ese día, Putin habló en otro evento, pero tampoco mencionó la salida rusa de Jersón, posiblemente la retirada más humillante para el ejército de Rusia en Ucrania. En los días que siguieron, el mandatario ruso no ha hablado públicamente sobre el asunto.

El silencio de Putin se produce en momentos en que Rusia enfrenta crecientes reveses luego de casi nueve meses de haber invadido suelo ucraniano. El líder ruso parece haber delegado la entrega de las malas noticias a otros, una táctica que usó durante la pandemia de coronavirus.

Leer también:  Irán lanza un ataque contra Israel y eleva la confrontación en Medio Oriente

Jersón cayó en manos rusas en los primeros días de la invasión y era la única capital regional que las fuerzas de Moscú habían tomado en Ucrania. Rusia ocupó durante meses la ciudad y la mayor parte de la región periférica, una puerta de entrada clave a la península de Crimea.

Moscú se anexionó ilegalmente este año la región de Jersón, junto con otras tres provincias ucranianas. Putin presidió en persona una ceremonia en el Kremlin llena de pompa que formalizó las anexiones en septiembre, proclamando que “las personas que viven en Luhansk y Donetsk, Jersón y Zaporiyia se han convertido en nuestros ciudadanos para siempre”.

Sin embargo, poco más de un mes después, las banderas tricolores de Rusia cayeron de los edificios gubernamentales en Jersón, antes de ser reemplazadas por las banderas amarillas y azules de Ucrania.

El ejército ruso informó haber completado la retirada de Jersón y sus alrededores en la orilla oriental del río Dniéper el 11 de noviembre. Desde entonces, Putin no ha mencionado la retirada en ninguna de sus apariciones públicas.

Leer también:  Gobierno de Colombia suspende el "Gabinete Bilateral" con Ecuador por declaraciones de Daniel Noboa tras la incursión en la embajada de México en Quito

Putin “sigue viviendo en la vieja lógica: esto no es una guerra, es una operación especial. Las decisiones principales las toma un pequeño círculo de ‘profesionales’, mientras que el presidente se mantiene a la distancia”, escribió la analista política Tatyana Stanovaya en un comentario reciente.