618 vistas

El Vaticano renueva las normas para aprobar apariciones y fenómenos sobrenaturales

El objetivo de estas nuevas directrices es establecer un proceso más ágil y transparente, evitando las demoras que se producían en el pasado y ofreciendo una mayor claridad a los fieles.

oromartv.com

17 mayo, 2024

La Santa Sede ha publicado este viernes nuevas normas para evaluar y aprobar las apariciones o fenómenos sobrenaturales que se consideren de posible origen divino.

Un cambio significativo:

Uno de los cambios más importantes es que ya no será necesaria una declaración oficial de «sobrenaturalidad» para que un fenómeno pueda ser objeto de culto. En su lugar, bastará con un «Nihil obstat» (no hay objeción) por parte del obispo local, que podrá ser concedido si no se encuentran elementos que contradigan la fe o la moral católica.

La última palabra la tiene el Papa:

Cabe destacar que tanto el Dicasterio para la Doctrina de la Fe como el Papa Francisco tendrán la última palabra en cualquier momento del proceso. El Papa sigue siendo la única figura con la potestad de declarar la «sobrenaturalidad» de un caso.

Necesidad de un marco claro:

El documento que establece las nuevas normas, que consta de unas 20 páginas, explica la necesidad de contar con «procedimientos claros» para este tipo de manifestaciones, ya que en ocasiones han dado lugar a «actos gravemente inmorales o han sido pretexto para ejercer dominio sobre las personas o cometer abusos».

Las antiguas normas:

Las normas anteriores para evaluar las presuntas apariciones y revelaciones habían sido aprobadas por el Papa Pablo VI en 1978, pero no fueron publicadas hasta 33 años después, en 2011. Estas normas, que exigían largos procesos que podían durar incluso décadas, se consideraban anticuadas y no respondían al ritmo con el que proliferan este tipo de fenómenos en todo el mundo.

Un proceso más ágil:

Con las nuevas normas, se espera que el proceso de evaluación sea más rápido y eficiente. El documento establece una serie de criterios que se tendrán en cuenta para determinar si un fenómeno puede ser aprobado, como la presencia de signos de la acción divina, la ausencia de elementos contrarios a la fe o la moral, y los frutos espirituales que se derivan del fenómeno.


Seis posibles conclusiones:

El examen de estos fenómenos sobrenaturales puede llevar a seis conclusiones por parte del obispo:


Nihil obstat: No se expresa certeza sobre la autenticidad sobrenatural del fenómeno, pero se reconocen signos de la acción del Espíritu Santo.


Prae oculis habeatur: Se reconocen signos positivos, pero también elementos de confusión o posibles riesgos que requieren un mayor discernimiento.


Curatur: Se detectan elementos problemáticos, pero existe una amplia difusión del fenómeno y se desaconseja una prohibición.


Sub mandato: Los problemas detectados no están relacionados con el fenómeno en sí, sino con personas que hacen un uso impropio del mismo

.
• Non constat de supernaturalitate
: No hay constancia de la naturaleza sobrenatural del fenómeno.


Constat de non supernaturalitate: Se determina que el fenómeno no es de origen sobrenatural.

Investigación profunda:


El documento también incluye normas estrictas para realizar una profunda investigación del caso, como la evaluación de la credibilidad de las personas involucradas y de los testigos.

En busca de la verdad:


Las nuevas normas del Vaticano para la aprobación de apariciones y fenómenos sobrenaturales buscan un equilibrio entre la necesidad de discernir la verdad y la de evitar falsas devociones o abusos. Con un proceso más ágil y transparente, la Iglesia espera ofrecer una mayor claridad a los fieles y promover una auténtica devoción basada en la fe y la razón.

Avenida Manta-Montecristi Km 6 1/2. Edificio Oromartv. Manta, Ecuador.