Los problemas en las vías estatales del Ecuador persisten

 

El discurso sigue siendo el mismo, que ya tienen un plan, presupuesto asignado y que los trabajos de remediación ya están ejecutándose; sin embargo, los meses transcurren y las vías estatales afectadas continúan descuidadas.

El sector Quimis, tramo Jipijapa – Montecristi en Manabí, el pasado 14 de octubre el puente de principal conexión con la provincia del Guayas colapsó. Casi 5 meses han pasado y hasta hoy el tránsito fluye por arterias viales e infraestructuras byle recién colocadas.

Otra de las provincias incomunicadas con el Guayas es Azuay, el problema se centra en la vía Cuenca – Molleturo – El Empalme. Los derrumbes se deben a las fuertes lluvias dicen las autoridades, pero aún no precisan una solución definitiva y la última resolución fue cerrar el paso (otra vez) por 40 días, sostienen que trabajarán en la estabilización del talud del km. 49.

En Cotopaxi nos encontramos con una emergencia reciente, en enero el desbordamiento del río Pilaló arrasó con casi 40 metros de la vía Pujilí – La Maná, actualmente el tramo está inhabilitado de manera indefinida, siendo la carretera Alóag – Santo Domingo, la designada como ruta alterna. 

En la vía E35, en Sangolquí, Pichincha, la noche del 17 febrero un motociclista murió al caer en otra carretera estatal colapsada por «el fuerte invierno». Desde el Ministerio de Obras Públicas ofrecieron un puente bailey que aún no se ha colocado.

Mientras tanto, en la estatal amazónica, el puente sobre el río Pucuno en Napo, la plataforma de hormigón empezó a deteriorarse. Por ahí circulan miles de vehículos ya que la vía Baeza – Lago Agrio está cerrada por la erosión regresiva del río Coca. ¿Cuál fue la solución parcial del Ministerio?, colocaron una plancha sobre la loza para mantener el tráfico. Sobre ello, los pobladores y viajeros sostienen que es un peligro latente.

Leer  Detienen a Juez que concedió hábeas corpus a Jorge Glas y Daniel Salcedo

Las mencionadas son algunas de las arterias viales del país que requieren atención, ya que a decir del presidente Guillermo Lasso, de 10.265 km de red vial, 4.000 demandan mantenimiento. Ahora a la ciudadanía espera que los proyectos se ejecuten, para que los desperfectos en las calzadas no continúen afectando la movilidad, y en otros casos cobrando más vidas.

Sumara Dueñas.